En Colombia se certifica el primer grupo de pequeños palmicultores en América Latina bajo el estándar RSPO

  • Colombia es el primer país en Latinoamérica y el segundo en el mundo en lograr este
    reconocimiento internacional que promueve la producción sostenible de palma de aceite para
    sus pequeños palmicultores.
  • 41 Pequeños Palmicultores Independientes (PPI), cumplieron con la implementación de buenas prácticas en sus cultivos de palma de aceite, logrando así la certificación RSPO.
  • Esta certificación fue posible gracias a la articulación de empresas como Palmas del Cesar, Unilever, Alianza Team y el apoyo de Solidaridad Network.

Bogotá, agosto 2023.

La exitosa articulación entre Palmas del Cesar, Unilever, Alianza Team y el acompañamiento de Solidaridad Network, hizo posible que Colombia se convierta en el primer país en Latinoamérica, y el segundo país en el mundo, en tener Pequeños Productores Independientes (PPI) certificados con el estándar internacional RSPO (Roundtable On Sustainable Palm Oil) por sus siglas en inglés, el cual promueve la producción sostenible de palma de aceite en el mundo.

El grupo ‘Entrepalmeros’, conformado por 41 pequeños palmicultores de San Martín, Cesar, fue el primero en Latinoamérica en cumplir con el 100% del estándar RSPO.

Esta certificación garantiza que el proceso productivo cumple con los más altos requisitos de sostenibilidad exigidos a nivel internacional y permitirá que este producto pueda comercializarse en mercados internacionales tan exigentes como el europeo y el norteamerican, redundando en mejores ingresos y por tanto medios de vida para los productores, a la vez que se reduce el impacto medioambiental. La certificación otorgada por RSPO, la entidad certificadora en el sector con mayor acogida a nivel global, es un símbolo de credibilidad y prueba de prácticas sostenibles.

Este logro es producto de más de 3 años de trabajo constante y directo entre los palmicultores, el gremio palmero y empresas con el interés y compromiso de apoyar la transformación del
sector.

Con 897 hectáreas de área certificada y un volumen de más de 15,000 toneladas de
racimos de fruta fresca (FFB), este grupo de productores de pequeña escala logró un hito en
Latinoamérica y hoy se convierte en un referente a nivel mundial.


“Esta certificación es un claro ejemplo del compromiso de los pequeños productores por
cumplir con los más altos estándares de sostenibilidad, pero también de cómo la articulación de
la cadena de valor es clave para fortalecer la capacidad de los productores en la
implementación de prácticas sostenibles.” Afirmó Joel Brounen, Gerente de País de Solidaridad
en Colombia.

Una articulación exitosa

En Colombia, según Fedepalma, existen alrededor de 7.000 palmicultores de pequeña escala,
con un promedio de 8,6 hectáreas en área de producción, distribuidos en 161 municipios de 21 departamentos.

Este primer grupo de 41 pequeños productores inició su proceso de certificación en el 2020, implementando las mejores prácticas en sostenibilidad en el área de influencia, con el apoyo de Palmas del Cesar. Los aportes de aliados como Solidaridad, Unilever y Alianza Team, fueron clave para diagnosticar las principales brechas, establecer un plan de acción a la medida de cada productor y lograr la certificación pese a los retos.

Según Fabio González, gerente de Palmas del Cesar, “los pequeños productores enfrentan grandes desafíos, no obstante, los 41 integrantes de Entrepalmeros lograron superar retos desde la organización misma del grupo, el cumplimiento de la legislación laboral colombiana y el establecimiento del Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo, hasta la consolidación de los sistemas de control interno y el cumplimiento de los requerimientos para la obtención de la membresía. En realidad, un trabajo arduo que nos inspira”.

“Unilever cree que la palmicultura rentable y sostenible debe encontrar el equilibrio adecuado entre lo social, ambiental y económico. Esta es una responsabilidad compartida entre todos los actores de la cadena de valor de la palma, donde la transparencia y trazabilidad son claves. La certificación es una de las formas de hacerlo, por lo que apoyar el proceso y celebrar el logro de ‘Entrepalmeros’ nos motiva a seguir impulsando prácticas sostenibles de la mano de aliados para elevar los estándares de la industria en el país”, afirmó Camila Escallón, Gerente Senior de Asuntos Corporativos y Comunicaciones de Unilever.

Asimismo, el apoyo de Alianza Team para construir relaciones de confianza con los procesadores de aceite de palma en la región fue fundamental para el éxito del proceso. “En Alianza Team alimentamos un mejor mañana y resignificamos la prosperidad, garantizando la trazabilidad y buenas prácticas en toda nuestra cadena de valor. Nos enorgullece ver materializado este proyecto, el cual es una muestra del poder exitoso de las alianzas estratégicas. Seguiremos fortaleciendo esta alianza, pues creemos en el poder de la colaboración. Junto a la comunidad y nuestros aliados, construimos un futuro próspero y sostenible para todos” destacó Isabel Giraldo, Gerente de Sostenibilidad de Alianza Team.

Sin duda, los retos a los que hacen frente los productores independientes de palma para procurar una trazabilidad y calidad en sus prácticas de producción superan los que asumen empresas de mayor escala, razón por la cual la certificación RSPO del primer grupo de pequeños cultivadores de palma significa un gran hito para Colombia y una inspiración para más palmicultores del país y la región.

unilever solidaridad, alianza team

Comparte este artículo

¿Quieres más información?

Para mayor información, por favor contactar a: